martes, 1 de febrero de 2011

La burbuja ganadera del Rey Escorpión (I)


Ninguna civilización fue tan larga y fructifera como la egipcia. La estricta maquinaria estatal, que intervenía en todos los asuntos, y el almacenamiento de excedentes impidió que se aplicaran las leyes de la oferta y la demanda, evitando diferencias de precios y consiguiendo XXX siglos sin inflación. Esto nos parece inaudito hoy en día, en la que los principios de no-intervención en la economía han provocado la grave crisis que padecemos.
Egipto tardó mucho tiempo en sustituir el trueque de granos de cereal por las monedas de oro, no solo porque era en su mayoría gente dedicada a la agricultura, sino porque lo consideraban "la carne de los dioses".
Mi gran amigo el egiptólogo Frank Ammonites, ha tenido la amabilidad de enviarme el texto completo descrifado del papiro Kosh Kerm II, procedente de las tumbas más arcaicas próximas al yacimiento Telh-Uthem. En este se describe lo ocurrido durante el reinado de este mítico rey, bajo cuyo cetro comenzaron a utilizarse las primeras protomonedas. Estas protomonedas se elaboraban en una casa especializada, y según lo descrito en este papiro, este faraón hubo de emplearse a fondo contra los trabajadores que hurtaban dichas protomonedas, y que luego utilizaban para adquirir bienes ilícitamente, algo que recuerda bastante a lo que hizo el Dioni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada